Sobre el blog

...un pequeño sendero por el que caminar, indagar,cuestionar, buscar, encontrar, sentir, compartir, en definitiva ir aprendiendo a vivir...¿nos acompañas?

martes, 3 de diciembre de 2013

Fibra en la alimentación ¿sí o no?



Durante mucho tiempo se creyó que la fibra alimentaria no era necesaria para el ser humano, ya que nuestro sistema digestivo no tenía las enzimas necesarias para poder degradarla y así digerirla. Sin embargo, estudios realizados han demostrado que la fibra forma parte esencial de la nutrición de las personas, recomendándose actualmente su ingesta diaria, imprescindible para cualquier dieta sana y equilibrada.


Cómo se clasifica la fibra
Dependiendo de su solubilidad en agua existen dos tipos de fibras, con funciones específicas:
La fibra insoluble
Presente en el pan, cereales integrales y sus derivados, así como en frutos secos. Es la responsable del buen tránsito intestinal, disminuyendo el estreñimiento, debido a que el tracto digestivo casi no contiene bacterias intestinales capaces de degradarla.
La fibra soluble
Es capaz de absorber el agua con gran facilidad, contribuyendo a la disminución de absorción de azúcar, colesterol y triglicéridos en el aparato digestivo reduciendo así la posible presencia de enfermedades cardiovasculares, evitando la aparición de estreñimiento, hemorroides y diabetes.
Existen enzimas digestivas capaces de digerirla. Están presentes en las frutas, verduras y legumbres.

Necesidades de fibra
Cuando hablamos de las necesidades de fibra en la alimentación, tenemos que distinguir entre distintas edades:
·             En niños, la cantidad necesaria se calcula de la siguiente forma: a la edad que tiene el niño se le suma cinco unidades, siendo el resultado la cantidad de fibra recomendada.
     
  • En adultos, la ingesta recomendada es de 25 gramos de fibra diaria. Esta cantidad se puede conseguir fácilmente si tenemos en cuenta que un simple plato de judías aporta unos 20 gramos de fibra, uno de guisantes son unos 13 gramos o uno de acelgas 5 gramos de fibra.

Inconvenientes del consumo excesivo de fibra
La ingesta de grandes cantidades de fibra tiene efectos perjudiciales para la salud, por lo que no es aconsejable abusar de este tipo de alimentos ya que pueden originar gases, diarreas, dolores abdominales y nauseas.

Además, su exceso impide al organismo captar minerales esenciales como el calcio, hierro y cinc, debido a que la fibra insoluble suele ir unida a un compuesto, el ácido fítico, haciendo que los minerales se unan al complejo, impidiendo su absorción por parte del organismo.