Sobre el blog

...un pequeño sendero por el que caminar, indagar,cuestionar, buscar, encontrar, sentir, compartir, en definitiva ir aprendiendo a vivir...¿nos acompañas?

martes, 4 de febrero de 2014

10 Razones para tomar jugo de aloe vera

1 Apoya al sistema inmune – contiene polisacáridos de cadena larga que nos ayudan a defendernos del ataque de las bacterias.
2 Salud e higiene dental – por sus propiedades antisépticas y anti-fúngicas ayuda a superar afecciones bucales tales como gingivitis y periodontitis o encías sangrantes.
3 Digestión saludable – al tomar aloe vera cotidianamente 


se regulariza la funcionalidad intestinal e incrementa la absorción de nutrientes. Contribuye a mantener un equilibrio óptimo de la flora intestinal. Posee una capacidad demostrada de aliviar la acidez y otros malestares estomacales y digestivos.
4 Regula el peso y los niveles de energía – mejor absorción significa mejor nutrición, mayor aporte de proteínas y mejor metabolización de grasas.
5 Dosis diaria de minerales – el zumo de aloe vera aporta minerales como calcio, sodio, hierro, potasio, magnesio, cromo, zinc, manganeso y cobre.
6 Dosis diaria de vitaminas – contiene una gran variedad de vitaminas. Vitamina A, B y C y Acido Fólico, además de trazas de vitamina B12. Esto lo convierte en un verdadero cócktail antioxidante.

7 Componentes básicos del cuerpo – los aminoácidos son el principal componente de nuestro cuerpo. El aloe vera contiene 20 de los 21 aminoácidos que el cuerpo necesita.
8 Ayuda a evitar o reducir la inflamación – contiene 12 sustancias naturales que ayudan a inhibir la inflamación. Contribuye a la adecuada movilidad de músculos y articulaciones.
9 Mejora la función de los fibroblastos – los fibroblastos son las células responsables de la formación del colágeno. Contribuyen al alivio de quemaduras menores, cortes y otras irritaciones de la piel.

10 Mejora el aspecto de la piel – la piel se regenera cada 21-28 días. El aloe vera alimenta las células de la capa basal, haciendo que la piel luzca más joven. De este modo la hidratamos de dentro hacia afuera.