Sobre el blog

...un pequeño sendero por el que caminar, indagar,cuestionar, buscar, encontrar, sentir, compartir, en definitiva ir aprendiendo a vivir...¿nos acompañas?

martes, 18 de febrero de 2014

El alcohol frena la pérdida de peso, ¿por qué?

Uno de los principales enemigos de las dietas de adelgazamiento es el alcohol. Muchas personas dejan de comer por beber más y así mantener la línea. Esto es un error con mayúsculas, ya que los daños que nos va a causar este abuso de alcohol son mayores que los beneficios. Es importante que sepamos la incidencia que el consumo de alcohol tiene sobre nuestro organismo, ya que es uno de los principales enemigos del control de nuestro peso.




El alcohol frena la pérdida de peso, ¿por qué?
     
     Cuando se trata el tema de la relación del alcohol con el sobrepeso, la polémica suele estar servida ya que parece difícil que una simple bebida pueda influir tanto en el aumento de peso corporal. Pero la realidad es que el alcohol no sólo puede provocar un incremento de kilos, sino también puede frenar su pérdida . Por ello, es interesante saber por qué se produce este efecto.
     
     Al calcular la cantidad de calorías que una persona puede consumir por día, es necesario contabilizar igualmente las que pueden aportar las bebidas. En general en las dietas siempre se sugiere beber agua, ya que esta no sólo no aporta valor calórico, sino que es el elemento vital que permite depurar el organismo. No obstante si apetece consumir bebidas alcohólicas con moderación y además se quiere adelgazar, es necesario saber que ,en términos generales ,1 vaso grande de vino (200 cc) de alrededor de 11 graduación alcohólica aporta cerca de 150 calorías; lo cual representa un exceso calórico añadido importante. Estas calorías, incluso pueden ser mayores si se trata de bebidas blancas con una graduación alcohólica mayor. Por otra parte, se sabe que aquellas personas que beben asiduamente bebidas alcohólicas tienen incorporados hábitos alimentarios incorrectos (más consumo de carnes y productos industrializados y menos ingesta de vegetales y frutas) que afectan directamente sobre el sobrepeso, y por lo tanto frenan la pérdida del mismo.
     
     Como conclusión se puede decir que, consumir un poco de alcohol, específicamente vino tinto, puede ser saludable para la salud por sus efectos cardioprotectores pero se debe tener en cuenta la cantidad de calorías que aporta en el valor calórico total de un día para no cometer exceso incontrolables pues estas calorías son consideradas “vacías” (pues su aporte nutricional es nulo), y pueden aumentar tu peso casi sin darte cuenta. 


 ¿Cuántas calorías suman las bebidas alcohólicas a la dieta?
      
     En promedio, el consumo diario de bebidas alcohólicas puede incrementar la incorporación de 100 calorías diarias. Estas calorías varían de acuerdo a la bebida que se consuma. Así por ejemplo un vaso de cerveza de 350 cc. aporta 150 calorías, mientras que un vaso de vino aporta 120 calorías.

     
     Estas 100 calorías diarias promedio, representan alrededor del 16% del total de calorías de toda la alimentación de ese día y  pueden llegar a ser las responsables de un aumento de peso inconsciente de alrededor de 4.5 kilos al año.